September: Month of Our Lady of Sorrows

We will begin the month of September next Tuesday. September is the month of Our Lady of Sorrows. Our Lady of Sorrows Memorial will be celebrated on September 15th the day after The Exaltation of the Holy Cross. The Exaltation of the Holy Cross is a unique feast that celebrate the three events: The finding of the True Cross by St. Helena, the dedication of the original two churches of the Holy Sepulcher and Mount Calvary, and lastly the return of the True Cross from the Persians in the year 629 after it was captured in 614. The Crucifixion of our Lord and the sorrow of the Blessed Mother have been linked from the foundation of our church, and in a real concrete way we continue to connect these two realities to our life of faith in these two celebrations.

In addition to the Sorrow of The Crucifixion, there are six other Sorrows of the Blessed Mother. St. Bridget of Sweden popularized the devolution of the Seven Sorrows of Mary. For those like me, who may not be too familiar but need a refresher on what the Seven Sorrows of Mary. They are as follows:

  1. The prophecy of Simeon (LK 2:34-35)
  2. The flight into Egypt (MT 2:13-14)
  3. The loss of the Child Jesus in the temple (LK 2: 43-50)
  4. The meeting of Jesus and Mary on the Way of the Cross (LK 23:27)
  5. The Crucifixion (JN 19: 16-25)
  6. Taking down the Body of Jesus from the Cross. (MK 15:43-46)
  7. The Burial of Jesus (JN 19: 41- 42)

After mediating on one of the Sorrows you usually pray a Hail Mary.

Perhaps, reflecting on the Sorrow of the Blessed Mother during this time may not be ideal for you or your spiritual life at this time. That is okay, this may be helpful at a future time. For us who may be interested in this devotion, I think that it is important to realize that during times like our present moment are not singular. For us who are facing tremendous sorrow now or sometime in the future we can be reminded: that we are not alone in this experience and that we are not abandoned by God either.

Not to be morose but sorrow is a part of life, we can run from it or bury it away or we can follow the example of the Blessed Mother and experience in the light of God’s love and realize it stings and hurts for a time, but if struggled through in faith, it can be salvific for ourselves and the whole world as it was for the Blessed Mother.

Have a blessed and safe September.

father kyle

-Fr. Kyle Smith



Septiembre: Nuestra Señora de los Dolores

Comenzaremos el mes de Septiembre el próximo Martes. Septiembre es el mes de Nuestra Señora de los Dolores. El Memorial de Nuestra Señora de los Dolores se celebrará el 15 de Septiembre, el día después la Exaltación de la Santa Cruz. La Exaltación de la Santa Cruz es una fiesta única que celebra los tres eventos: El descubrimiento de la Verdadera Cruz por Santa Brígida de Suecia, la dedicación de las dos iglesias originales del Santo Sepulcro y el Monte Calvario, y por último el regreso de la Verdadera Cruz de los persas en el año 629 después de su captura en 614. La Crucifixión de Nuestro Señor y el Dolor de la Santísima Madre han estado vinculados desde la fundación de nuestra Iglesia, y de manera real y concreta continuamos conectando estas dos realidades con nuestra vida de fe en estas dos celebraciones.

Además del Dolor de la Crucifixión, hay otros seis Dolores de María Santisima. Santa Brígida de Suecia popularizó la devolución de los Siete Dolores de María Santisima. Para aquellos como yo que pueden no estar muy familiarizados, pero necesitan un repaso sobre los Siete Dolores de María Santisima. Son los siguientes:

  1. La profecía de Simeón (Lc 2: 34-35)
  2. La huida a Egipto (MT 2: 13-14)
  3. El Niño perdido en el templo (Lc 2, 43-50)
  4. María se Encuentra con Jesús Camino al Calvario (Lc 23, 27)
  5. La Crucifixión (JN 19: 16-25)
  6. María recibe el Cuerpo de Jesús al ser bajado de la Cruz. (MK 15: 43-46)
  7. Jesús es colocado en el Sepulcro (JN 19: 41- 42)

Se reza un Padrenuestro y siete Ave Marías por cada dolor de la Virgen. Al mismo tiempo le pedimos que nos ayude a entender el mal que hemos cometido y nos lleve a un verdadero arrepentimiento. Al unir nuestros dolores a los de María, tal como Ella unió Sus dolores a los de su Hijo, participamos en la redención de nuestros pecados y los del mundo entero.

Quizás, reflexionar sobre el Dolor de la Santísima Madre durante este tiempo puede no ser ideal para todos o para su vida espiritual en este momento. Está bien, esto puede ser útil en el futuro. Para los que estemos interesados en esta devoción creo que es importante darnos cuenta de que momentos como el nuestro no son singulares. Para nosotros, que enfrentamos un tremendo dolor ahora o en algún momento en el futuro, podemos recordar: que no estamos solos en esta experiencia y que tampoco estamos abandonados por Dios.

No para ser malhumorado, pero el dolor es parte de la vida, podemos huir de él o enterrarlo o podemos seguir el ejemplo de la Santísima Madre María y experimentar la luz del amor de Dios y darnos cuenta de que duele y duele por un tiempo, pero si atravesamos es momento en la fe, puede ser salvífico para nosotros y el mundo entero como lo fue para la Santísima Madre.

Deseándole que el mes de Septiembre sea lleno de bendiciones.

father kyle

-Padre Kyle Smith

Translate »